1330519347_grandeLa gastronomía de Gran Vega ofrece ciertas similitudes, en tanto que los productos que se dan en la zona tienen una coherencia común, y las tradiciones culinarias de cada pueblo, son muy parecidas. Sin embargo, se notan leves diferencias entre los pueblos más próximos al Guadalquivir, como Alcalá del Río, donde los pescados fluviales tienen mayor preponderancia, o Villanueva del Río y Minas, pueblo de presierra que muestra más interés por las carnes de caza. De todos modos, si realizamos una clasificación por productos se verán, más claramente, las características de la gastronomía de la zona: Carnes: La Vega es una zona que, por tener el río Guadalquivir buenos recursos hídricos y zonas forestales, abundan los pastos y los productos relacionados con la caza como el conejo, la perdiz, el jabalí y el ciervo. En Guillena es típico hacer caldereta de ciervo y jabalí, en Burguillos el arroz con conejo y caza, en Villanueva también se hacen guisos a partir de las mismas carnes. Igualmente, son frecuentes platos como las migas, en las que, a pesar de que el ingrediente fundamental es el pan, abundan carnes de cerdo elaboradas, como el chorizo. En este sentido, cabría destacar las migas de Lora del Río donde se realiza una fiesta denominada “Aquí hay migas”. Asimismo, son muy comunes los caracoles. Pescado: el hecho del que el río Guadalquivir sea un eje vertebrador de la comarca no deja a la gastronomía de Gran Vega indiferente. Los platos con esturiones o barbo son comunes en pueblos como Alcalá del Río. Brenes es otro de los lugares en los que el pescado de río tiene cabida en su acervo culinario, siendo una de sus especialidades el pescado de río en adobo. Hortalizas y legumbres: de nuevo, la presencia de la cuenca del río Guadalquivir es determinante para que, una huerta como la que propicia tal cauce, tenga una influencia sobre la producción agrícola de la zona, que a su vez, se trasluce en la gastronomía. En todos los pueblos de la comarca tienen especialidades relacionadas con los productos hortofrutícolas, de forma que, los espárragos o los cocidos son muy comunes en todos. Podemos destacar los alcauciles rellenos de Cantillana, el potaje minero de Villanueva del Río y Minas, menestra de alcauciles de Brenes, los garbanzos pelaos de Alcolea o los garbanzos con tagarninas de Burguillos. Una de las riquezas de la zona son las grandes extensiones de naranjos, aunque, solo en su consumo en crudo, se ven reflejados en las costumbres de Gran Vega.
Postres: la abundancia de pinares y árboles frutales, gracias a las riquezas hídricas provenientes del Guadalquivir, propician la existencia de postres como los piñonates de Brenes, La Algaba, Cantillana, o Villaverde del Río. Así mismo, postres en los que entra la almendra como ingrediente, son comunes, tal caso es el de las perrunillas de Villaverde del Río. Postres a base de masa, como es el caso de los pestiños, son muy frecuentes. Destacamos, de estos últimos, los de Peñaflor, Cantillana, o La Algaba.

Deja una respuesta